Contacto
91 665 78 75

AEPD multa a Facebook


La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha multado a Facebook por diferentes infracción con un total de 1.200.000 €, según su nota de prensa del día 11 de septiembre de 2017.

El motivo de las sanciones, según la AEPD, es por no informar adecuadamente de los datos personales que se recaban a los usuarios, y entre estos datos los especialmente protegidos relativos a ideología, sexo, creencias religiosas, a parte de los datos de navegación de páginas web de terceros. Y también se sanciona a Facebook por no recabar el consentimiento, en algunos caso de forma expresa, para el tratamiento de estos datos con fines de publicidad.  A parte de no borrar los datos que en su momento se recabarón una vez que ya no son necesarios para el fin por el que se recogieron.

Ante esto, y tras la sanción de la AEPD, a parte de otras sanciones que puedan imponer otras agencias de protección de datos de otros países europeos a Facebook, la red social deberá llevar a cabo determinadas acciones para no volver a ser sancionada en el futuro por estos mismo hechos.

En primer lugar debería informar de forma expresa, precisa e inequívoca, tanto a los usuarios como a los no usuarios, de todos los datos personales que recaba, y después, cuando estas personas ya han sido informadas, debería Facebook recabar el consentimiento para poder utilizarlos con fines de publicidad. Pero este consentimiento que se debe pedir, ya no podrá ser de forma global y conjunta para todos los usos y todos los datos recogidos, si no que a raíz del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), deberá solicitarse de forma separada, según cada tipo o categoría de dato o según los usos para los que se vayan a utilizar.

Por tanto, si Facebook pretendiese cumplir con la normativa de protección de datos, no solo tendrá que informar a los usuarios diciéndoles que aceptan las condiciones del tratamiento de los datos o política de privacidad, condicionando el uso de la red social a la aceptación de la recogida de todos los datos y consintiendo todos los tratamientos, si no que debería permitir al usuario que este seleccione que datos suyos consiente que se traten y para que. Pudiendo entonces el usuario elegir que datos suyos quiere que Facebook recabe y si permite que los use luego para publicidad.

Si esto es así, y los usuarios de la red social no consienten el tratamiento de sus datos para los fines que pretende Facebook, que sucederá, que la red social se verá afectada en cuanto a su funcionalidad, o simplemente ésta seguirá funcionando, pero Facebook ya no tendrá datos de los usuarios con los que generar ingresos con la publicidad. Y si no genera estos ingresos Facebook, como mantendrá la red social, con suscripciones de pago de los usuarios, o negociando con ellos el uso libre de la red social, a cambio de facilitar éstos todos sus datos y permitiendo que los use Facebook para lo que quiera.

Gonzalo M.Flechoso
Abogado-CISA